Auténtica casa medieval, con un pasado rico, La Bonbonnière que fue el domicilio de los barqueros de la Dordoña pero también el de la última lavandera de Bergerac, les acoge en una plazoleta muy bonita de la Mirpe donde se alza la estatua de Cyrano. Situado en el corazón del casco viejo de Bergerac, apreciarán este lugar muy tranquilo a dos pasos del centro urbano, de la Dordoña y de sus gabarras, museos, comercios... Al ser perigurdina de origen intentaré hacerles conocer mejor y apreciar mi región y les propondré para sus desayunos, mermeladas y miel casero así como fruta del jardín.